El río Eria

El río Eria

El valle del Eria es un valle de contrastes en el que el ser humano ha ido modificando el entorno aprovechándose de los recursos disponibles. Desde su nacimiento en la comarca de la Cabrera, pasando por la Valdería y Tierra de la Bañeza y finalizando en  la comarca de Benavente y los Valles.

Fuentes y arroyos de aguas frías, transparentes y cristalinas dan lugar al río Eria, un río que  debido a su carácter pluvio-nival, en invierno se presenta temeroso y bravío, mientras que en periodo estival, la escasez de precipitaciones permiten observar su lecho. Se trata de uno de los pocos cursos fluviales que en la cuenca del Duero carece de regulación y por tanto tiene un elevado valor ecológico.

El nombre es debido al lugar de su nacimiento, un espacio conocido como Fuente de los Eiros (Las “eiras” o eras donde los romanos trillaban1). También se considera que toma el nombre de una ciudad prerromana conocida como Aria y que se encontraría en el actual Castrocontrigo.

A su paso por la comarca de Benavente y los Valles, el Eria atraviesa puentes que unen pueblos leoneses y zamoranos; deriva parte de su caudal por canales y acequias para el riego de hortalizas y frutales; y refleja los molinos, patrimonio arquitectónico indiscutible de esta comarca tradicionalmente agrícola, que en su día molían el duro cereal para convertirlo en harina.

Imagen I. Río Eria a su paso por Morales del Rey. La Garafa y Puente Colgante

1Trillar: Triturar el cereal cortado para separar el grano de la paja

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *